viernes, 21 de diciembre de 2007

El porque....


La música de Atacama es uno de los “productos” que aun no ha tenido el éxito que ha degustado, la uva, el vino, el cobre, el oro y el desierto florido, por ejemplo, en cuanto a su proyección y consecuente exportación. A pesar de que ésta se viene realizando hace mucho, pero mucho tiempo atrás, no ha logrado llegar más allá de la Cuesta Cardones o de las emisoras locales, si es que se tiene algún mesena o conocido “pitutito”. Sin embargo, dicha música ha subsistido en una especie de sub-mundo, en el cual comparten espacios distintas agrupaciones y artistas arraigados a la tierra, la cual les vio nacer o llegar, cultivado con la esperanza y regando a diario con el perfume del espíritu, este agraz desierto. A pesar de lo anterior, seguimos cosechando, con nuestras guitarras, solo pequeños espacios para nuestro desarrollo musical, debido a que las tierras han sido ocupadas groseramente por el mercado comercial de la música.
Si observamos el panorama musical de hoy, podremos contemplar como han ido desapareciendo muchas agrupaciones musicales del género folclórico y que han dejado plasmado en nuestros corazones, la angustia de no poder mantener vivo su canto.
Solo pretendemos dejar el testimonio de lo que es hoy nuestra idiosincrasia atacameña, por medio de la música, marchando más allá de los límites tutelares, y presentar, tocando la simiente de nuevos corazones, lo que sigue vivo en estas tierras, para que de esta forma, esto nunca muera.

3 comentarios:

Anna Katharina Schumann dijo...

Ihr seid grossartig. Wann kommt Ihr nach Deutschland? Duerfen wir Euch covern? Grosser Fan des Huayno, Anna

Anónimo dijo...

un gran saludo a un querido y recordado profesor Rene Olivares, que Dios lo Bendiga

roval dijo...

gracias DIOS por darme y darnos la oportunidad de dedicarte nuestros talentos musicales a esta tierra noble y soñadora de atacama, en donde su gente perdura su ancestral testimonio de: historia, valor, pujanza, y fe...tradiciones y costumbres arraigadas a la piel y sangre,de sus trabajadores, en aroma , sol, viento y pampa, que tronan en mil ruidos, de vetas , cobre y hierro.de valles, espinas del chañar y azulados mares de cosechas pesqueras ... de remos forzados de camanchaca y neblinas espesas que presagian destinos inciertos y tristes... e ahi , la impronta atacameña. e ahi, el esplendor de su gente
y su pueblo.